Institucional --> EESA


Una Iglesia en clave misionera…

Vive la pasión por el Reino como centro de la vida y acción eclesial,
Evangeliza y es evangelizada constantemente desde el anuncio del Kerigma,
Se sostiene por Palabra y apunta al encuentro con Jesús,
Anuncia de modo directo a Jesús,
Discierne los signos de los tiempos y no da nada por supuesto,
Supera la desesperanza del "siempre se hizo así" y del "no se puede hacer nada",
Vive la acción pastoral con corazón samaritano que va al encuentro del hermano necesitado, del que se ha ido, del que no está,
La identidad de sus miembros se verifica con el discipulado y la misión,
Realiza un proceso que lleva a la Parroquia a ubicarse como comunidad de comunidades y porción de una Iglesia más amplia,
Experimenta la Misión como tarea de todos y expresión viva de la fe,

Esta nueva perspectiva supone una mística, certezas y opciones:
  • Evangelizar es “hacer discípulos” no adherentes.

  • El discípulo vive una relación profunda con el Maestro, no solo formal.

  • Esta relación lleva a seguir a Jesús haciendo nuestro estilo de vida.

  • La escucha orante de la Palabra alimenta el seguimiento de Jesús.

  • La oración es el lugar de la intimidad con Jesús y de encuentro intercesor por los hermanos.

  • La Misión es la razón de ser del discípulo.

  • La Parroquia es "casa y escuela de comunión, de participación y solidaridad".

  • La Parroquia se convierte en lugar de misión que afecta a toda la vida social del barrio.